Puntuales y precisos, los relojes de Valencia

96 125 22 22
Puntuales y precisos, los relojes de Valencia

Quién no ha estado sentado en un banco o en una terraza tomando un helado y ha escuchado puntualmente las campanadas de los relojes monumentales de Valencia. Máquinas de ingeniería que dan la hora exacta del día formando parte de nuestro bonito paisaje urbano.

Ahora no hace falta que nadie se encargue de cambiar las manillas del reloj manualmente pero sigue siendo necesario su mantenimiento, de manera mecánica o informatizada para mantener relojes monumentales de Valencia puntuales y sin incidentes.

Hoy en día miramos la hora en nuestros relojes y dispositivos móviles confiados en su exactitud. Pero antaño la puntualidad dependía de los relojes públicos. Son un elemento tan importante que incluso nombran calles, como la calle del Reloj Viejo, antes la calle de Rossell. Su nombre se debe al reloj que se colocó en 1403 en la ahora extinta Casa de la Ciutat, ubicada frente a esta calle. Permaneció allí hasta 1413, y posteriormente fue trasladado a la Torre de la iglesia mayor. Lo curioso de esta anécdota es que, con mucha puntualidad, dos personas se encargaban cada 60 minutos de hacerlo sonar manualmente.

No es el único reloj con historia en Valencia. El reloj de la catedral de Valencia puede tener la osadía de quitarle el título de primer reloj de España al de la Giralda de Sevilla, datado en 1396. Según el historiador Josep Sanchis Sivera (Valencia 1867–1937), basándose en el hallazgo de un documento, un contrato entre el Obispo de Valencia y el maestro relojero Alemán, Juan Alemany, por el cual se hacia la instalación de dicho Reloj en 1378, este fue en el primer reloj mecánico de España.

Porque seguimos mirando hacia los relojes de nuestro paisaje urbano hoy en día, y ese es uno de los cometidos que tenemos en 2001 Técnica Y Artesanía, instalando, manteniendo y cuidando esa parte de nuestra historia y nuestro futuro.

haz clic para copiar mailmail copiado